La esencia, esa abstracción


Es cierto que a veces, el concepto de "esencia" en cosmética coreana es un poco confuso (¿Es un sérum? ¿Es un tónico?). Pues bien, ni una cosa ni otra; digamos que, en la rutina coreana de cuidados de la piel, la esencia se sitúa a medio camino entre ambas.

Coincidiendo con el lanzamiento de nuestra selección de productos de Missha, una de las más célebres marcas de cosmética coreana, os contamos qué es (y qué no es) una esencia.

Dónde encaja la esencia en la rutina de cuidados

Una esencia puede tener una textura acuosa, muy parecida a un tónico, pero presenta una mayor concentración de activos. La esencia se aplica tras limpiar el rostro y equilibrarlo con el tónico.

La esencia tiene como objetivo aportar a la piel la dosis de hidratación y nutrición que necesita tras la limpieza y antes de aplicar tratamientos más específicos, como por ejemplo, un sérum anti-edad o un producto para tratar los puntos negros.

Esto es exactamente lo que hace la Esencia Time Revolution First Treatment de Missha. Este fantástico tratamiento contiene una elevada concentración de activos fermentados, que aportan humedad y nutrientes a la piel, favoreciendo su regeneración y previniendo los signos de envejecimiento.

Pexels - Young Asian girl

Es importante matizar que, aunque las esencias están repletas de compuestos para nutrir y reparar la piel, no son un sustituto del sérum. Este tiene una concentración más elevada que las esencias en dichos principios activos.

Las coreanas utilizan los sérums como tratamientos específicos: para tratar arrugas, imperfecciones o sequedades localizadas, etc., y siempre tras haber hidratado y equilibrado el pH de la piel con los productos anteriores.

A veces, en función de su concentración y/o su composición, los sérums se dejan para la rutina nocturna. Productos tales como sérums con retinol o a base de vitamina C, no son aconsejables para el día, ya que pueden producir hiperpigmentación o sensibilidad cuando la piel se expone a la radiación solar.

La rutina diaria puede (y debe) adaptarse a nosotras y no al revés.

Hemos dicho antes que una secuencia clásica de cuidados a la coreana sería limpiar, tonificar, aplicar una esencia, seguir con un sérum (o una ampolla concentrada), hidratar y finalizar con un protector solar.

Sin embargo, es cierto también que, en ocasiones, la frontera entre tónico, esencia y sérum es difusa. Hay tónicos altamente hidratantes y esencias para el tratamiento de problemas específicos, lo cual permite personalizar la rutina de cuidados en función de las necesidades de nuestra piel, nuestro estilo de vida y por qué no decirlo, nuestros gustos.

Hay quien es fan de los sérums, pura eficacia concentrada, mientras otras prefieren sustuirlo por una mascarilla de tejido o de hidrogel; otras prefieren la sensación de ligereza y frescos asociada a los tónicos y las esencias, etc.. Lo más importante es adoptar una rutina podamos aplicar a diario ¡Los resultados se harán evidentes en muy poco!

Visita nuestra sección de K-Beauty para escoger los productos más idóneos para ti. Y si tienes dudas, ponte en contacto con nosotros, nos encantará asesorarte.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados