Tratamiento


La limpieza es el punto de partida, pero luego, hay que concentrarse en los puntos problemáticos: manchas, firmeza, líneas de expresión. Adiós, pieles rebeldes y remontadas. Hola, tratamientos específicos.