CHANEL ALLURE Eau de Parfum - BLISS À PORTER Cosmética Hedonista Fragancias https://www.bliss-a-porter.es/
CHANEL ALLURE Eau de Parfum - BLISS À PORTER Cosmética Hedonista Fragancias https://www.bliss-a-porter.es/
CHANEL ALLURE Eau de Parfum - BLISS À PORTER Cosmética Hedonista Fragancias https://www.bliss-a-porter.es/

CHANEL ALLURE Eau de Parfum

117,88 € envío incluído

Aura de misterio

Las fragancias de la casa Chanel se caracterizan por su refinamiento y su estilo: siempre elegante y a menudo, sorprendente. A fin de cuentas, el perfume emblemático de la casa, Nº 5, con su combinación de aldehídos y diseño minimalista, supuso una revolución en su época.

El Eau de Parfum Allure encaja perfectamente en esta descripción. Para empezar, es una reinterpretación del Allure original (un eau de toilette) y se caracteriza por su carácter oriental y avainillado. Sin embargo, su peculiar estructura olfativa lo sitúa muy lejos (y muy por encima, también) de otros perfumes especiados, dando como resultado un perfume complejo, que no confuso y con una personalidad muy definida.

Para las incondicionales de Chanel, Allure Eau de Parfum es un must. Personifica el sexy sutil e inconformista tan propio de la Maison. Caŕacter y misterio sin un átomo de histrionismo.

Si te gustan las fragancias con un twist y que evoquen con brillantez sensaciones cálidas y especiadas, te recomendamos también ésta otra.

Una fragancia intrincada e irresistible

Allure Eau de Parfum contiene bergamota, mandarina, melocotón, cedro, azahar, vainilla, magnolia, peonía, jazmín, rosa, loto y vetiver.

Sin embargo, a diferencia de tantas otras fragancias, esta larga lista de ingredientes no está jeraquizada en la proverbial pirámide olfativa notas de salida-centro-base. Por el contrario, su creador Jacques Polge optó por una estructura multi-dimensional en la que las notas juegan al escondite unas con otras a lo largo del tiempo. Esto, que podría haberse convertido en una auténtica pesadilla olfativa, se convierte en el rasgo distintivo de Allure: una combinación exquisita, inclasificable y perfectamente equilibrada.

Una vez aplicado, el olfato vuelve una y otra vez sobre este perfume, sorprendiéndose con la cadencia con la que se suceden los distintos ingredientes: elegante e intrigante, el perfume ofrece una combinación de melocotón, vainilla y jazmín, alrededor de la cual bailan las demás notas. Pero siempre sin estridencias y sin que ningún ingrediente se imponga sobre los otros.

Finalmente, el diseño del frasco se atiene a los cánones de Chanel: un envase de cristal de esquinas biseladas, sin florituras y con el nombre del perfume impreso en la tipografía propia de la casa.

¿Por qué gritar cuando puedes enunciar con una dicción perfecta?