HELENA RUBINSTEIN COLLAGENIST EYE LIFT - Contorno de Ojos - BLISS À PORTER Cosmética Hedonista Tratamiento facial https://www.bliss-a-porter.es/

HELENA RUBINSTEIN COLLAGENIST EYE LIFT - Contorno de Ojos

60,26 € envío incluído

Mantén a raya los párpados de Basset Hound

Los productos de Helena Rubinstein combinan alta eficacia con un cuidado exquisito de la piel. Como ejemplo, la crema Collagenist Eye-Lift. Esta crema para el contorno de ojos está enriquecida con V-péptido, el cual actúa para ayudar a corregir la flaccidez de los párpados.

El efecto tensor es inmediato: el párpado parece haberse sometido a un lifting, su contorno se alisa y reafirma y las líneas de expresión se reducen.

¿Cómo se usa la crema Collagenist V-lift para el contorno de ojos?

En el caso del contorno de ojos, no es sólo el producto lo que cuenta, sino también el método de aplicación. Aplícalo desde el extremo interno de los ojos hacia las sienes, con ligeros golpecitos con la yema de los dedos para facilitar el drenaje natural de esta zona específica.

Ingredientes activos

La crema Collagenist V-Lift tiene una textura de crema "fijadora" muy confortable que proporciona un efecto lifting inmediato en los párpados sin dejar sensación de tirantez.

El V-péptido combina péptidos y un derivado de Ceramida que protegen y refuerzan los colágenos de anclaje* y la red de fibras elásticas*, para reanclar los tejidos de sujeción y reforzar la estructura cutánea del rostro.

(*) Un Polímero tensor de estructura dentada para una textura "fijadora" de efecto lifting inmediato. Tests in vitro.

Un poco de información sobre Helena Rubinstein

Helena Rubinstein nació en 1872 en el ghetto de Cracovia y con 22 años emigró a Australia, donde empezó a trabajar como dependienta en el negocio de un familiar. Su piel blanca y su carácter desenvuelto llamaron la atención de las clientas, las cuales empezaron a pedirle consejo acerca de cómo cuidar su piel. Inteligente y emprendedora, Helena intuyó el potencial de la belleza y la cosmética. Se impuso la meta de perfeccionar la fórmula de la crema facial que su madre había metido en su equipaje antes de emigrar al otro lado del mundo y no paró hasta dar con la fórmula perfecta. Al mismo tiempo, siguió puliendo sus recomendaciones de belleza: proteger la piel de la exposición solar y del viento; hidratar la piel y dormir lo suficiente.

Su reputación como dispensadora de saber cosmético fue creciendo y en 1902, Helena inauguró su primer establecimiento: el salón de Belleza Valaze. Desde allí, llegaron el traslado a Londres y luego a París, mientras su fama crecía. En Francia, Helena empezó a producir sus primeros productos de maquillaje – colorete y polvos. Justo antes del estallido de la Gran Guerra, Helena abrió su primer salón de belleza en Nueva York y fue un éxito inmediato.

Desde ese momento y hasta la muerte de su fundadora en 1965, la marca Helena Rubinstein continuó con su filosofía de aúnar tecnología, ciencia y arte. Helena Rubinstein fue pionera en investigar aspectos que ahora consideramos parte natural de la oferta cosmética, como la relación entre belleza y nutrición, electroestimulación o cosmética para hombres.

En 2008, Helena Rubinstein se alió con la clínica de medicina estética y cirugía plástica Laclinic-Montreux. De ese partenariado ha surgido la línea re-Plasty, que busca reproducir los efectos de los tratamientos ofrecidos en Laclinic.

En 2014, Helena Rubinstein comenzó a trabajar con Jean-Marc Lemaître, Director de Investigación del Inserm (Instituto Francés de la salud y la Investigación Médica) para explorar las posibilidades de aplicación de las teorías de reprogramación celular en sus productos.